Bodegas Murviedro y La Pepica, homenaje y tributo


Bodegas Murviedro presenta dos nuevos vinos, La Pepica, 
para homenajear a uno de los restaurantes más emblemáticos de Valencia







No nací en Valencia. Fue a mediados de los años 70 cuando toda mi familia se traslado a vivir a la capital del Turia desde el País Vasco, y mis primeros recuerdos infantiles relacionados con esta ciudad tienen mucho que ver con la playa de La Malvarrosa, con el Balneario de Las Arenas y su gran piscina y con la paella, sobre todo con la paella, ese gran invento puramente valenciano conocido y apreciado en todo el mundo, que podía degustarse en algunos restaurantes y merenderos de la zona. 


Decía Aristóteles que gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia, y así es, porque de la misma forma que Marcel Proust en su obra: “En Busca del Tiempo Perdido” se refería al poder alusivo de los aromas y de los sabores cuando retornaba a su infancia al percibir el olor de una magdalena recién horneada, la Malvarrosa, y en especial el centenario restaurante La Pepica me trasladan a esa infancia llena de curiosidad y felicidad, de olores a calamares fritos y a humeantes clochinas recién cocidas, de relajante bullicio y domingueras satisfacciones culinarias que con el tiempo me han ayudado a hacer de la gastronomía mi profesión. 


Todavía puedo rememorar que era para mi ir a comer a La Pepica, un restaurante que para el niño que fui, lucía pleno de rincones interesantes y de deliciosas fragancias entre las que destaco las de la paella de marisco que tanto agradaba a mi padre ya fallecido y al que todavía evoco sonriente mientras con cariño y delicadeza me pelaba las cigalas.

También recuerdo una foto en blanco y negro situada a la entrada en la que se veía una imagen de Ernest Hemingway, para mi entonces un personaje desconocido, comiendo en el restaurante, como también lo hicieron personajes de la talla del pintor Sorolla o el director y actor norteamericano Orson Welles

Probablemente no exista un local de restauración en Valencia más famoso, con más raigambre y con más historia, algo que ha visto perfectamente Bodegas Murviedro, la filial española del Grupo Schenk, que acaba de cumplir 90 años, y que ha querido homenajear a este conocido restaurante y a la familia Balaguer, que lo regenta desde 1898, con la elaboración de dos vinos denominados LA PEPICA, uno tinto y otro blanco, creados especialmente para degustar cualquiera de los excelentes arroces que allí se cocinan y muchos otros platos.

Esta apuesta personal de Bodegas Murviedro es todo un homenaje a la familia Balaguer y tiene mucho que ver también con el movimiento Slow Food, con el buen producto, con el amor por lo auténtico y por la tradición. Es mucho más que una simple relación de negocios, pues se palpa el aprecio y el orgullo de la amistad forjada tras muchos años de relación entre Murviedro y el restaurante La Pepica.

De hecho, en ninguno de los dos vinos aparece por ninguna parte escrito referencia a Bodegas Murviedro, algo que inmediatamente me hace pensar en los vinos Jean Leon elaborados por Bodegas Torres. 

En el acto de presentación del pasado jueves 27 de abril, que culminó con una agradable comida, disfrutamos de los vinos LA PEPICA acompañados de unos entrantes que consistieron en esgarraet, fritura de pescado, chopitos y all i pebre para pasar posteriormente a la paella valenciana y a la paella Pepica que viene con el marisco pelado. De postre, nada mejor que una naranja preparada acompañadas de los cavas ‘Luna’ de Murviedro.
 
Ambos vinos, que se servirán en el comedor son: “La Pepica Tinto” y “La Pepica Blanco”.
La Pepica tinto es un 100% Monastrell pensado para resaltar la gustosidad de los platos de la cocina valenciana gracias a su frescura, equilibrio y a sus interesantes aromas a sotobosque mediterráneo. 


En cuanto a La Pepica blanco, un coupage con un 70% de uva viura, también conocida como macabeo y un 30% de sauvignon blanc, posee un tono verdoso y perfumes a manzana, plátano, notas tropicales de intensidad aromática alta y una complejidad que sorprende. 


Murviedro ya comercializa los vinos LA PEPICA y en breve también podrán adquirirse en el propio restaurante, situado en el número 6 de la Avenida de Neptuno, en la playa de la Malvarrosa de Valencia. 


Además, la bodega ha creado para la ocasión una vistosa caja que estará a la venta, que contiene en su interior una botella de cada uno de los vinos, una lata que encierra en su interior el caldo con verduras y carne necesario para cocinar una paella para dos personas, el arroz necesario para tal fin, una cuchara de madera con el anagrama de los vinos LA PEPICA, y por supuesto, una paella de metal para cocinar un sabroso arroz de forma sencilla, limpia y cómoda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si has tomado unos minutos para llegar hasta aquí y comentar esta receta: ¡muchísimas gracias!

Si tienes dudas, sugerencias o propuestas, pon tu comentario, no dudes que te responderé.

¡Gracias por todo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates