PAN CADA DÍA: MITOS Y REALIDADES SOBRE EL PAN


‘PAN CADA DÍA’ PRESENTA 
LOS ‘MITOS Y REALIDADES’ SOBRE EL PAN
  • El consumo de pan no es el responsable del aumento de peso
  • La corteza proporciona un aporte calórico superior al de la miga

Es común escuchar que el pan engorda, que el pan blanco aporta muchas más calorías que el pan integral o que comer la corteza engorda menos que la miga. La lista de falsas creencias que giran en torno a este producto y sus propiedades nutricionales son interminables. Aunque estas afirmaciones están cambiando durante los últimos años y existe un gran desconocimiento acerca de esta materia y de sus beneficios para la salud.

En general, el pan, es una de las principales fuentes de energía presentes en la Dieta Mediterránea y un “ingrediente” inamovible de la base de la pirámide nutricional. Sus propiedades nutricionales y organolépticas han sido ampliamente demostradas de forma científica y, por ello, este producto se hace imprescindible para acompañar a cualquiera de las cinco comidas que se recomienda realizar al día en una dieta equilibrada y saludable.

El pan, en una cantidad moderada de energía, aporta diferentes nutrientes, entre los que destacan los hidratos de carbono complejos. También aporta fibra, cierta cantidad de proteínas, muy pocos lípidos, e importantes minerales y vitaminas, esenciales en el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Con el objetivo de informar y guiar a los consumidores y a los profesionales de la comunicación, la campaña Pan Cada Día, presenta ‘Mitos y realidades’: una recopilación de informaciones científicas sobre las controvertidas creencias acerca del pan y sus efectos positivos para la salud.

En su primera entrega, Pan Cada Día evidencia que el pan no contribuye al sobrepeso ni a la obesidad y muestra las diferencias respecto al aporte nutricional del pan blanco versus el pan integral, y entre la corteza y la miga. Periódicamente, la campaña irá completando esta lista de mitos y realidades vinculados al pan comercial en el blog Pan Cada Día.


1. El pan no contribuye ni al sobrepeso ni a la obesidad

Diversos estudios ponen de manifiesto que el consumo de pan no es el responsable del aumento de peso y que no contribuye ni al sobrepeso ni a la obesidad. Incluso en algunos casos se ha observado que los hábitos alimentarios y los parámetros antropométricos mejoran en las personas que consumen pan respecto a aquéllas que no lo hacen.

En concreto, una dieta rica en pan, especialmente en el caso del pan integral, favorece una disminución del peso, de la circunferencia de cintura y del índice de masa corporal.

De esta manera, el pan ayuda a que nuestra dieta sea correcta y equilibrada, ya que su aporte calórico es moderado y su contenido en grasa es muy bajo.

En este mismo sentido, la inclusión del pan en una dieta de adelgazamiento, no influye en el peso de los individuos y, que además, ayuda a seguir mejor la dieta.

En este mismo sentido, el porcentaje de niños con sobrepeso/obesidad es inferior en los escolares que consumían más pan. Igualmente, los niños con un mayor consumo de pan tenían dietas más adecuadas y unos mejores resultados en los parámetros sanguíneos.


2. Pan integral versus pan blanco

La principal diferencia en el proceso de elaboración del pan blanco y el integral es que para este último se utiliza harina sin refinar, lo que hace que este tipo de pan tenga un mayor valor nutritivo, siendo más rico en fibra, vitaminas y minerales. No obstante, la cantidad de calorías aportadas por ambos es muy similar.

Por otra parte, el pan integral al tener más fibra fomenta una mayor sensación de saciedad.

Respecto a su valor calórico, ambos tipos de pan aportan, por cada 100 gramos, una cantidad de calorías similar: 261Kcal en el caso del pan blanco frente a las 221Kcal que contiene el pan integral, observándose que el pan integral tiene un mayor valor nutricional al poseer más cantidad de fibra, vitaminas y minerales.

3. La corteza del pan aporta más calorías que la miga

La única diferencia entre la corteza y la miga del pan radica en que la primera se deshidrata durante el horneado mientras que la miga conserva el agua, manteniendo así su aspecto más esponjoso. El estudio realizado por el doctor Castillo Sánchez en su revisión “Creencias erróneas sobre alimentación” señala que este hecho hace que la miga tenga menos nutrientes y, por lo tanto, su aporte calórico sea inferior al de la corteza. Esto significa que, contrariamente a la creencia popular, a igualdad de peso, la corteza aporta mayor cantidad de calorías que la miga.
La corteza del pan contiene más nutrientes y tiene un aporte calórico superior al de la miga.

Para más información sobre ‘Pan cada día’:
http://pancadadia.wordpress.com/
https://twitter.com/Pancadadia
http://www.facebook.com/Conpanenlamesalacomidasabemejor

Campaña Pan Cada Día

La campaña Pan cada día es una iniciativa que nace con el objetivo de promover el consumo de un alimento que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia: el pan. Sus propiedades nutricionales le convierten en un alimento básico en una dieta sana y equilibrada.

La cadena de trigo, harina y pan une sus esfuerzos a través de esta campaña con la que se quiere frenar e invertir la tendencia descendente en su consumo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si has tomado unos minutos para llegar hasta aquí y comentar esta receta: ¡muchísimas gracias!

Si tienes dudas, sugerencias o propuestas, pon tu comentario, no dudes que te responderé.

¡Gracias por todo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates