QUIQUE DACOSTA RESTAURANTE, DENIA (ALICANTE). 3 ESTRELLAS MICHELIN

QUIQUE DACOSTA RESTAURANTE, DENIA (ALICANTE) 
3 ESTRELLAS MICHELIN






Nunca me ha emocionado tanto un restaurante. Y, un sueño cumplido.

Empiezo así, con esta frase, porque transmitir con palabras las sensaciones y emociones vividas con la visita y el menú Made in the Moon, es muy difícil. Y así nos lo dijo el propio Quique Dacosta cuando le pregunté por Made in the Moon: la mejor forma de saberlo, es probarlo. Tenía toda la razón... En unos días publicaré la entrevista (mejor dicho, larga charla) que tuvimos con él y que era el motivo principal de la visita.

El jardín


Quique Dacosta Restaurante, tiene desde el 22 de Noviembre de 2012 3 Estrellas Michelín; un reconocimiento al trabajo de un gran equipo, que ya tiene en el pensamiento conseguir la cuarta.

El Mar Mediterráneo, el Montgó, la huerta alicantina y valenciana: pescados, mariscos, algas, arroz, frutas, hierbas aromáticas conforman la despensa del restaurante. El entorno, el clima, lo nutre de productos con los que crear platos únicos. Sabores amables, creaciones exquisitas, elegantes, atrevidas, equilibradas, que se transmiten en cada plato. Los guiños a la cocina peruana, japonesa, valenciana, y los trampantojos forman parte de este viaje a la Luna.

El comedor

Soy mediterránea, me gusta su clima, su luz, su gastronomía, su manera de entender la vida y vivirla. Y quizá por éste motivo, me ha gustado tanto el entorno, el jardín, el comedor y cada uno de los pequeños detalles que forman parte de Quique Dacosta Restaurante. Un lugar luminoso, nada recargado, cómodo, amable, tranquilo, detallista y divertido, donde todo transcurre con una perfección imperceptible, un guión perfectamente ejecutado para que cada cliente sienta y viva las emociones que se quieren transmitir.   


Made in the Moon, el menú: es un susurro al oído, un paseo por el Mediterráneo, una fábula, un escenario ilusionante, reflexión, diálogo entre diferentes disciplinas, el gran trabajo de un equipo capaz de crear un nuevo mundo. Dividido en 5 actos, cada uno diferente:
  • 1º Acto: Los Sancks. Se toman en un sofá blanco, en un ambiente relajado, informal, Mediterráneo, son fáciles de comer, divertidos.
  • 2º Acto: Las Tapas. Se sirven en el comedor y es una secuencia es bocados que se toman con las manos, algo poco habitual en un restaurante de este nivel, un juego seductor entre el cliente y los alimentos.
  • 3º Acto: Los Platos. Una secuencia de bocados trabajados con precisión, innovación, amabilidad y atrevimiento.
  • 4º Acto: Los postres. Magia, equilibrio, elegancia, producto, una secuencia indispensable y sorprendente
  • 5º Acto: La Caja Mágica. De vuelta al jardín, un café, un momento relajado y una caja con una simpática sorpresa, llena de alma y fantasía  

El Primer Acto: Los Snacks, se sirven en el acogedor salón acristalado de sofás blancos, luminoso y con vistas al jardín. Empezamos con Gin Tonic de manzana y Pétalos de rosa (adivina qué se esconde en la rosa...) delicado, elegante, bonito, y rico.



Unas Raíces de ceps, Hoja seca de maíz, Hoja de hierbas en escabeche, Hoja de Kalanchoe con perlas de maracuyá y Hoja de endivia con muselina de naranja. Un pequeño bosque repleto de sabores y texturas. Las hojas de hierbas en escabeche me encantaron; la hoja de kalanchoe con perlas de maracuyá me sorprendieron por su sabor.



Las Piedras de parmesano, camufladas en un plato con piedras auténticas del jardín. Primer trampantojo, delicia pura, cremoso y muy agradable.



Tomates encurtidos que explotan en la boca, y Tomates encurtidos en seco y rellenos, de un sabor exquisito y delicado.


Raïm de pastor, una raiz propia del entorno, el Montgó, Mediterráneo y pura esencia de sabor y la delicadeza con la que trata la materia prima.



El Liquen, una combinación crujiente, cremosa, suave, fresca, sabrosa,... sorprendente. Me encantó.



Tras los snacks, pasamos al comedor. Mesas blancas, sin manteles (una de sus señas de identidad), pequeños detalles decorativos, un ambiente acogedor, mediterráneo y cálido donde comenzamos el Segundo acto: las Tapas. Cada uno de los detalles del servicio de sala es milimétrico, cuidadoso, detallista como los cojines que te traen para que los bolsos no estén en el suelo; el jefe de sala te trae un pequeño dossier con una presentación, el menú que vas a degustar detallado, un bloc de notas (quizá tendría que haber apuntado muchas cosas...) y una invitación a que preguntes todo lo que quieras. Exquisito.

En la mesa no hay nada: ni platos, ni cubiertos... todo va llegando con cada uno de los platos. Para el primero de ellos, un pequeño "bajoplato" de fieltro negro, y llega la primera tapa: Rompepiedra y atún rojo. Se come todo a la vez, con la mano, y la indicación de que reserves un pequeño bocado de rompepiedra para el final. Oh, sorpresa! La combinación de los dos ingredientes es deliciosa, suave y sabrosa, pero al probar sólo la hoja: es picante! Un picor agradable, parecido a la mostaza, que rompe los esquemas de lo que has probado hace un momento.



Un Tiradito de corvina, un bocado. Un pequeño bocado explosivo, agradable y fresco.


Los Nidos de golondrina, otro bocado crujiente, cremoso, suave.



Los pequeños saquitos de Pesto, rellenos de una crema suave de guacamole y una nube de parmesano. Ya lo pudimos probar en Gastrónoma, y por segunda vez, me encanta este bocadito. Mediterráneo y México unidos en una buena combianción.



Moshi. Lo que realmente me gustó fue la delicada estética de este bocado. El sabor; queso, miel, una textura cremosa, de sabor suave y muy agradable.



El plato sexy del menú Made in the Moon es el Turrón de fresas, vinagre y rosas. Crujiente, fresco, ácido, sutil,...



El plato de Almendras tiernas, sorprendente, otro de los que más me gustó: almendras que son y que no son, almendra en gelatina, crujiente, tierna, cremosa, fluida.



El Helado caliente de vainilla. Genial trampantojo. Genial puesta en escena. Un parece pero no es: te lo preparan delante de tí, parece un helado de vainilla con su cono de galleta troceado y sirope, pero en realidad es un cremoso de patata y vainilla, galleta de trufa y caldo caliente que te sirven en la mesa. Delicioso. Genial.


La Tarta de manzana y campari granizado, una golosina refrescante, con un punto amargo pero agradable.




La Empanadilla de sepia. Otro bocado con una estética cuidada y un magnífico sabor a sepia. Otra ventana abierta al mundo.



 El Tarthai de navajas, un bocado de placer.




El Ceviche de erizos. Puro sabor a mar, no sabía si me iba a gustar mucho, pero la combinación de ingredientes, la estética del plato, realmente me gustó. Otro de los platos delicados y exquisitos del menú.


El Taco mediterráneo, una nueva ventana al mundo. Un bocado sabroso.

 

La Coca de daçsa. Una fina y crujiente coca de maiz cubierta con oro, maiz tierno, mantequilla rallada, dulce. No sé qué decir... me hubiera comido otras 10, creo que así queda claro lo que me pareció.



Y llega el Tercer Acto: los Platos. Empezamos con unos Berberechos con kéfir de apio, eneldo y vodka. Realmente sorprendente, un plato bello y sabroso, me dejó maravillada. Otro de los platos que más me gustaron.  Reconozco que la foto no le hace justicia...



La Anguila. Quien me conoce sabe que no me gustan... pero están tan delicadamente tratadas y presentadas, que las probé. Y me gustó. Es un plato suave y agradable.


El plato de Tuétano de cerdo y migas viene presentado en un pequeño bol con forma de tuétano; el interior esconde una gelatina que cubre una espuma y las migas, crujientes y sabrosas, te las sirven en la mesa. Una combinación potente de sabor, cremosa y crujiente. Muy, muy rico.



La Bomba ibérica. Otro bocado explosivo. Es ibérico 100% 



Un pequeño plato de Arroz "carnaroli" de pato (coll verd), remolacha y avellanas. Otro plato sabroso, con un arroz en su punto, un caldo potente, una espuma refrescante de remolacha y el contrapunto crujiente de las avellanas. 


Y con el Hígado de pichón, otra de las sorpresas. Cuando ví en la carta este plato, tenía decidido saltármelo. Pero cuando lo trajeron, lo tuve claro del todo: no lo pruebo. Muy "gore", como se ve en la foto. Lo probé, bocado a bocado, y a pesar de la respuesta del jefe de sala, en cada uno de ellos tenía la sensación de estar comiendo un trozo de hígado sangrante, recién extraído y que han "soltado" en el plato. La experiencia de este plato es fantástica, las sensaciones que me produjo no puedo describirlas, el ojo percibe, el cerebro actúa, pero el resto de los sentidos, te dice otra cosa. Repetiría.


Y  tras la experiencia del hígado, llegamos al Cuarto Acto: los Postres. El primero Sanguina, una refrescante combinación de texturas y elaboraciones con naranja sanguina. Un broche perfecto a los platos anteriores.


Y otros dos pequeños bocados sorpresa: Canela en rama y Ciruelas pasas. No son lo que parece, no son lo que esperas. Pero sí lo son. O no...






Y llega el último y Quinto Acto: La Caja Mágica, con una invitación a tomarla en el jardín. Junto con el café, una caja de madera, llena de serrín (?); se cierra, se remueve, se vuelve a abrir, y tres bocados de chocolate: Crocante de almendra, Trufa al Ron y Pepita de Oro. ¿Por cuál empezamos? Tranquilidad, felicidad, buena temperatura, sol, silencio, un buen café y chocolate. Nos hubiera gustado congelar el tiempo, y quedarnos allí durante horas disfrutando del momento, de la experiencia, poder grabar en la memoria cada uno de los minutos vividos, pero todo lo bueno llega a su fín.


Una despedida y un paseo por la playa al atardecer antes de emprender el camino de vuelta a casa. Pero prometo volver. Seguro. 



Made in the Moon: un susurro al oído, un paseo por el Mediterráneo, una fábula, un escenario ilusionante, reflexión, diálogo entre diferentes disciplinas, el gran trabajo de un equipo capaz de crear un nuevo mundo

Gracias Vicky por acompañarme, sin duda, la mejor compañía para disfrutar de éste día; no podría encontrar una mejor compañera de viaje: pasión, alegría, optimismo y felicidad.


Quique Dacosta Restaurante
Carretera de Las Marinas, km 3. Carrer Rascassa, 1
Urbanización El Poblet
03700 Denia (Alicante)
Tel 965 784 179
www.quiquedacosta.es


1 comentarios:

Vicky Ortiz dijo...

He sentido un cosquilleo en mi estómago al leer el post y acordarme de ese día.
Y las gracias te las tengo que dar yo a ti, gracias por hacer que te acompañara en este día. ¿Cómo se puede sentir tanto? Lo sé, rodeándote de las personas que te hacen sentir. Y tú eres una de ellas. Un besazo muyyyyy gordooooooo!!!
Vicky Ortiz

Publicar un comentario

Si has tomado unos minutos para llegar hasta aquí y comentar esta receta: ¡muchísimas gracias!

Si tienes dudas, sugerencias o propuestas, pon tu comentario, no dudes que te responderé.

¡Gracias por todo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates