AJOBLANCO MALAGUEÑO



AJOBLANCO MALAGUEÑO


El ajoblanco es una sopa fría muy popular de la cocina andaluza. De color blanco, muy refrescante y muy apetecible en verano, con las altas temperaturas.

Es una receta muy sencilla y rápida de preparar, los ingredientes son pocos y fáciles de encontrar, y aunque no tiene secretos, no hay dos ajoblancos iguales. Más o menos espeso, con más sabor o menos a vinagre, con tropezones de uva blanca (muy común en Málaga), o melón (como en nuestro caso), con jamón o judías verdes, o acompañados de una patata asada "papa asá" (costumbre de la vega granadina).

La manera tradicional de prepararlo era en el mortero, como el gazpacho, el salmorejo,... machacando las almendras peladas con el ajo, añadiendo la miga de pan remojada, y ligando con el aceite poco a poco. Afortunadamente, la tecnología nos han facilitado la labor, así que hacemos uso de la Thermomix (KA, batidora de vaso o brazo). El orden de los ingredientes es importante para conseguir la textura adecuada.

Esta es una receta muy popular en mi casa, siempre acompañada con melón (no sé por qué). La he preparado miles de veces, así que he podido probar con distintas cantidades de almendra, agua, pan, aceite,... La proporción de cada uno de ellos es la mejor, y si sigues el mismo proceso, os aseguro que saldrá delicioso.





 INGREDIENTES

200 g almendras crudas peladas
2 dientes ajo pequeños
sal , al gusto
100 g miga de pan blanco del día anterior (mejor si es tipo candeal)
70 g aceite de oliva virgen extra
30 g vinagre de vino blanco (incluso un poco más si os gusta el sabor más pronunciado)
1 l agua fría 
melón cortado en cubitos (2 cortadas grandes)





ELABORACIÓN

Vierte en el vaso las almendras, los ajos y la sal, y programe 30 segundos, velocidad 5. 

A continuación añade la miga de pan (que tendremos en remojo) y tritura 15 segundos en velocidad 5 a 7, para conseguir la consistencia de una pasta, de no ser así repite la operación.

Programa la maquina en velocidad 5 y vierta el aceite poco a poco sobre la tapadera sin quitar el cubilete. 

Después añade el vinagre y el agua; triture 1 minuto en velocidad 10 (velocidad 9). Si le añades un vinagre de jerez, el sabor se potenciará más, así que añade menos cantidad; pruébalo y ves añadiendo poco a poco hasta que esté a tu gusto.

Rectifique el punto de sal.

Vierte en un recipiente, añade los trocitos de melón (cambia por uvas moscatel si lo prefieres). Guarda unas horas en la nevera.



PRESENTACIÓN

Saca el ajoblanco de la nevera y remueve bien con una cuchara o cucharón de sopa para homogeneizar bien la sopa fría

Sirve el ajoblanco en un plato hondo o un bol,  riega con unas gotas de AOVE y un poco de pimienta negra recién molida.

Acompaña el ajoblanco con una tortilla de patatas, una "papa asá", un poco de jamón y disfruta. Buen provecho!!





2 comentarios:

123 a comer dijo...

DELICIOSO.TE LO DICE UNA MALAGUEÑA.BESOS

The Spanish Food dijo...

Gracias!! ME-EN-CAN-TA el ajoblanco!!

Besitos!!

Publicar un comentario

Si has tomado unos minutos para llegar hasta aquí y comentar esta receta: ¡muchísimas gracias!

Si tienes dudas, sugerencias o propuestas, pon tu comentario, no dudes que te responderé.

¡Gracias por todo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates